demonio.
(Del lat. daemonĭum, y este del gr. δαιμόνιον).

1. m. diablo (‖ ángel rebelado).
2. m. diablo (‖ príncipe de los ángeles rebelados). EL demonio.
3. m. En la doctrina cristiana, uno de los tres enemigos del alma.
4. m. Espíritu que incita al mal.
5. m. Sentimiento u obsesión persistente y torturadora. El demonio de los celos. Los demonios interiores.
6. m. En la Antigüedad, genio o ser sobrenatural. El demonio de Sócrates.
~s familiares.
1. m. pl. Rasgos que se consideran como defectos u obsesiones, propios de un grupo social o de una persona.
a ~s.
1. loc. adj. coloq. Dicho de un olor o de un sabor: Muy malo o desagradable.
2. loc. adv. coloq. Muy mal. Huele, sabe a demonios.
cómo ~s.
1. loc. interj. qué diablos.
como un ~.
1. loc. adv. coloq. Con exceso, más de lo habitual. Es feo como un demonio.
del ~.
1. loc. adj. coloq. Extraordinario, tremendo. Hace un frío del demonio.
de mil ~s.
1. loc. adj. coloq. del demonio.
demonio, o demonios.
1. interjs. coloqs. diablo.
estudiar con el ~.
1. loc. verb. coloq. Dar muestras de gran ingenio y agudeza para lo malo, o de gran travesura.
llevarse a alguien el ~, o los ~s, o todos los ~s.
1. locs. verbs. Encolerizarse o irritarse demasiado.
ponerse alguien como un ~, o hecho un ~.
1. locs. verbs. llevarse el demonio.
qué ~s.
1. loc. interj. qué diablos.
revestírsele a alguien el ~, o los ~s, o todos los ~s.
1. locs. verbs. llevarse el demonio.
ser el ~, o el mismísimo ~, o el mismo ~, o un ~.
1. locs. verbs. coloqs. Ser demasiado perverso, travieso o hábil.
tener el ~, o los ~s, en el cuerpo.
1. locs. verbs. coloqs. Ser excesivamente inquieto o travieso.