dragón.
(Del lat. draco, -ōnis, y este del gr. δράκων).

1. m. Animal fabuloso al que se atribuye forma de serpiente muy corpulenta, con pies y alas, y de extraña fiereza y voracidad.
2. m. Reptil del orden de los Saurios, caracterizado por las expansiones de su piel, que forma a los lados del abdomen una especie de alas, o mejor paracaídas, que ayudan a los saltos del animal. Vive ordinariamente subido a los árboles de Filipinas y de la zona tropical del continente asiático, y no pasa de 20 cm de longitud total, de los que 12 corresponden a la cola, relativamente larga y delgada.
3. m. Planta perenne de la familia de las Escrofulariáceas, con tallos erguidos de seis a ocho decímetros de altura, lampiños en la parte inferior y vellosos en la superior, hojas carnosas, lanceoladas, algo obtusas las inferiores, flores de hermosos colores, encarnados o amarillos, en espigas terminales, de corola formada por un tubo dividido en cinco lacinias irregulares y cerrado con una especie de tapadera de distinto color que el tubo, fruto capsular y semillas negruzcas, elipsoidales y algo arrugadas. Se cultiva en los jardines.
4. m. Mancha o tela blanca, opaca, que se forma a veces en las niñas de los ojos de los caballos y otros cuadrúpedos.
5. m. En los hornos de reverbero, abertura y canal inclinado por donde se cargan y ceban aquellos con más metal, mientras están encendidos.
6. m. Embarcación de vela de nueve metros de eslora como máximo, usada en competiciones deportivas.
7. m. Soldado que hacía el servicio alternativamente a pie o a caballo.
8. m. El Salv. torogoz (‖ pájaro).
~ marino.
1. m. Pez teleósteo, del suborden de los Acantopterigios, de unos cuatro decímetros de largo, rojizo por el lomo y blanco amarillento con manchas azuladas en los costados, cabeza comprimida, ojos poco distantes entre sí, y aletas muy espinosas. Se cría en las costas de España y es comestible.
V.
boca de dragón