lechuga.
(Del lat. lactūca).

1. f. Planta herbácea de la familia de las Compuestas, con tallo ramoso de cuatro a seis decímetros de altura, hojas grandes, radicales, blandas, nerviosas, trasovadas, enteras o serradas, flores en muchas cabezuelas y de pétalos amarillentos, y fruto seco, gris, comprimido, con una sola semilla. Es originaria de la India, se cultiva en las huertas y hay de ella muchas variedades. Las hojas son comestibles, y del tallo se puede extraer abundante látex de sabor agradable.
2. f. p. us. lechuguilla (‖ cabezón o puño de camisa).
3. f. p. us. Cada uno de los fuelles formados en la tela a semejanza de las hojas de lechuga.
~ romana.
1. f. Variedad de la cultivada.
~ silvestre.
1. f. Planta de la familia de las Compuestas, semejante a la lechuga, pero con tallo que llega a dos metros de altura, hojas largas, casi elípticas, recortadas en senos profundos y con aguijones en el nervio central, flores muy amarillas, y frutos negros con un pico blanco. Es planta común en España, de látex abundante, muy amargo y de olor desagradable, que se emplea en sustitución del opio.
como una ~.
1. loc. adj. coloq. Dicho de una persona: Muy fresca y lozana. U. t. c. loc. adv.
esa ~ no es de su huerto.
1. expr. coloq. U. para motejar a quien se apropia de las agudezas o invenciones de otro.
ser más fresco que una ~.
1. loc. verb. coloq. Ser muy descarado.