Atrás | PDF

Un rayo, y surgió la chispa

Autor: (Anónimo)

Tipo de texto: Expositivo


Sí, la chispa que ocasiona el fuego. Quizás en lugar de un rayo fue un volcán en erupción el que produjo la chispa fatídica... comoquiera que fuese, primeramente el hombre huyó asustado del fuego, después se acercó titubeante, hasta que aprendió a servirse de él para calentarse, para cocinar la comida, para fundir los metales, para endurecer el barro y así sucesivamente.

Se discute todavía acerca de cúando el hombre aprendió a servirse del fuego.Sabemos ciertamente que no eran capaces en tiempos de los antropopitecos.

Los métodos usados por los hombres prehistóricos pueden dividirse en tres grandes categorías. Descubriréis que algunos de estos métodos los usáis también vosotros, cuando vais de excursión. Por tanto prestad atención: «método por fricción o confricación», basado en el principio de que frotando entre sí dos leños secos, el esfuerzo o trabajo mecánico se transforma en calor y éste en llama. La frotación o rotación se obtiene haciendo girar entre las manos un bastón, la punta del cual se apoya sobre un pedacito de leño. El calor producido enciende el combustible preparado. Además se pueden utilizar ciertas estratagemas par aumentar la velocidad de las rotaciones. Por ejemplo, se puede usar el molinillo (no el de la cocina) que es un bastón con forma de T, que se hace rodar con el auxilio de una cuerda ligada alrededor. Parecido a esto, hay otros dos instrumentos: el arco y el berbiquí.

Además de este tipo de fricción, existen asimismo otras modalidades como la fricción de sierra y la fricción de acanaladura (en forma de muesca). La primera consiste en frotar de modo alternativo un trozo de leño que opera sobre el que deberá encenderse. En la segunda, el trozo de leño activo «trabaja» sobre una muesca cincelada en el leño destinado a arder.

Otro método es el de «percusión», basado en la propiedad químico-física de algunas piedras como el pedernal, capaces de producir chispa cuando se las golpea contra piedras del mismo tipo o trozos de metal. En este sistema se basan el uso del pedernal y del eslabón.

Alejándonos de los métodos primitivos, se agregará el de la «compresión», fundado en el principio físico que dice que cuando el aire se comprime, se calienta intensamente.

En vista de que estamos resumiendo, citaré asimismo los métodos «ópticos» debidos a la reflexión y concentración de los rayos solares en lentes y espejos.

Recuerdo que en la antiguedad alguien consiguió con la ayuda de espejos quemar las velas de los navíos romanos que asediaban Siracusa.