< Memorias de Idhn (fragmento) >

Leído por V.V.V. de 5A el 2022-11-17

Texto

Obra: Memorias de Idhn: La resistencia
Autor: Laura Gallego

Música

Obra:
Autor:
Intérprete:

Era ya de noche, una noche de finales de mayo, y un chico de trece aos suba en bicicleta por una carretera comarcal bordeada de altas conferas, de regreso a su casa, una granja junto a un pequeo bosque.

Se llamaba Jack. Haca ya un par de aos que viva con sus padres en aquella granja a las afueras de Silkeborg, una pequea ciudad danesa, y todas las tardes, al salir de clase, si el tiempo lo permita, efectuaba aquel trayecto en bicicleta. Le gustaba hacer ejercicio y, adems, el recorrido junto al bosque lo relajaba y apartaba de su mente todas las preocupaciones.

Pero, por alguna razn, aquella vez era diferente.

Llevaba todo el da teniendo una extraa intuicin con respecto a su casa y sus padres. No habra sabido decir de qu se trataba, pero tampoco haba podido evitar llamar a su madre a medioda, para asegurarse de que los dos estaban bien, y lo haba encontrado todo en orden. Sin embargo, apenas un rato antes, al salir del colegio, haba sentido que aquel molesto presentimiento que lo haba acosado durante todo el da regresaba con ms fuerza. Sin ningn motivo aparente, intua que su familia estaba en peligro. Y saba que era absurdo, saba que no tena una explicacin racional para aquella sensacin, pero no poda evitarlo. Tena que llegar a casa cuanto antes y comprobar que todo marchaba bien.

Cuando lleg a la granja por fin, el corazn estaba a punto de estallarle del esfuerzo. Dej la bicicleta tirada junto al cobertizo, sin preocuparse por guardarla, y corri hacia la entrada.

Se detuvo de pronto, con el corazn latindole con fuerza.

Joker, su perro, no haba acudido a recibirle, como todos los das. Tampoco se oan sus ladridos desde la parte posterior de la granja. ―Habr ido al bosque‖, se dijo Jack, tratando de calmarse.

No pudo evitarlo, sin embargo. Ech a correr de nuevo hacia la puerta de la casa. La hall entreabierta y entr.

Algo le detuvo.

En apariencia, todo pareca normal. La luz del saln estaba encendida, se oa el murmullo apagado del televisor.

Pero se respiraba un ambiente extrao.

Temblando, entr en el saln. Su padre estaba sentado en el sof, frente al televisor, de espaldas a l. Poda ver su cabeza descansando sobre el respaldo.

Pap

No hubo respuesta.